Mala Lengua  
 
AfroCubaWeb
  Home - Portal | Music - Música | Authors - Autores | Arts - Artes 
  Site Map - Mapa del Sitio | News - Noticias | Search ACW - Buscar en ACW 
 
  Mala Lengua
 


Acusaciones, acusaciones...

El Heraldo Cubano ¿Por qué decir negro es racismo?
Por Arthur González., 3 de avril, 2016

El diario habanero Tribuna de La Habana, el 27 marzo 2016 publicó un artículo del periodista Elías Argudín Sánchez, bajo el título “¿Negro, tu eres sueco?”, donde se refiere al Presidente de Estados Unidos, Barack Obama y su visita a Cuba. De inmediato se soltaron las pasiones calificándolo de racismo.

Realmente fue una falta de respeto hacia un jefe de Estado de visita oficial en Cuba, donde fue recibido con toda la consideración que establece el protocolo oficial para las visitas de alto nivel, pero de ahí a ser una muestra de racismo es algo bien diferente.

Para algunas personas de la raza negra, mencionarlos por ella es algo ofensivo e insultante, tomándolo, sin razones objetivas, como una muestra de discriminación racial.

Sin embargo, jamás se escucha o se percibe disgusto en las personas de la raza china, a las que tanto blancos, mestizos, como negros, los llaman chinos, aunque conozcan su nombre, e incluso en la capital de la Isla existe un barrio denominado Barrio Chino, del cual todos se enorgullecen.

¿Se imagina alguien que en Cuba pudiera denominarse a un barrio como Barrio Negro, sin que los ciudadanos de esa raza se ofendieran? ¿Cuál es entonces la diferencia en el tratamiento al tema racial?

Han sido y son múltiples los chistes relacionados con los chinos, los que van desde la supuesta inocencia, el tamaño de sus genitales, hasta que comen con palitos en vez de tenedores y cucharas, pero nunca los chinos han creado asociaciones por el color amarillo de su piel, ni se disgustan por eso.

Muchos de los asiáticos que arribaron a Cuba como mano de trabajo barata, se mezclaron con descendientes de africanos y surgieron las mulatas chinas, a las que importantes compositores les dedicaron canciones y hasta zarzuelas como la famosa Rosa la China, y nadie se disgustó.

Ningún gobierno de la republica hizo tanto por los negros como la Revolución, pero el tema tomó un rumbo diferente en los finales de los 80 e inicios de la década de los 90, cuando académicos suizos y norteamericanos se interesaron por estudiarlo; la “Smithsonian Foundation”, promovió investigaciones en la Universidad de La Habana y el Instituto de Antropología y Etnología de la Academia de Ciencias de Cuba.

En 1991 la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana, SINA, inició actividades subversivas sobre la cuestión racial, ante la llegada de un diplomático negro, David Evans, para desempeñar el cargo de Secretario de Prensa y Cultura, quien promovió contactos y entrega de becas a intelectuales negros y líderes de opinión en esa esfera, facilitándole contactos con los principales circuitos académicos negros de los EE.UU., e instituciones especializadas en el tema.

Desde 1993 intelectuales estadounidenses negros con influencia sobre sus homólogos cubanos, entre ellos Miriam de Costa Willis, funcionaria de alto rango dentro de la Comunidad de Inteligencia de Estados Unidos y asesora para la política hacia el sector negro del presidente William Clinton, emprendieron acciones directas sobre intelectuales cubanos.

Esa funcionaria resaltó la necesidad de trabajar en función del reconocimiento y protagonismo de los negros en Cuba, mostrando la estrategia enemiga en momentos que buscaban cualquier vía para dividir la sociedad cubana, a fin de destruir el socialismo después de la caída de Europa del Este.

Entre 1993 y 1994 destacados intelectuales negros cubanos recibieron becas en Estados Unidos, auspiciadas por la Fundación Ford sobre esa cuestión, con 25 mil usd de presupuesto para cubrir 6 meses de estancia en el Centro de Estudios Cubanos (CRI) de la Universidad Internacional de la Florida.

A finales de 1998 fueron potenciados por universidades e instituciones estadounidenses, los intentos de crear el Movimiento “Cofradía de la negritud”, contra la supuesta discriminación racial en Cuba.

Es conocido que entre el 2009 y 2013, la SINA dirigió sus acciones subversivas para promover debates sobre la situación racial en Cuba, mediante tele-conferencias, cine-debates y otras actividades, donde llegó a mezclar a miembros de los grupos contrarrevolucionarios implicados en el tema, entre ellos:

• Proyecto Mediático Consenso.
• Corriente Socialista Democrática.
• Comité Ciudadano por la Integración Racial.
• Movimiento por la Integración Racial.
• Proyecto Alianza Unidad Racial.
• Proyecto “Cubalex.

No es casual que, en el año 2013, el presidente Barack Obama aprobara medio millón de dólares para “la igualdad y defensa de la población afrocubana”.

Ante el mencionado artículo del periodista de raza negra Argudín Sánchez, algunos intelectuales que se dedican al tema de la negritud, calificaron de racista al trabajo de marras, aduciendo que “el racismo forma parte del imaginario social cubano, aunque muchas personas e instituciones no quieran aceptarlo”.

Agarrando por los pelos ese trabajo, afirmaron que “el mismo hace pública las contradicciones ideológicas históricas existentes con relación al racismo y la discriminación racial en la nación cubana”.

Pero de dónde salen tantos complejos por el mero hecho de decirle negro, y sin embargo todos le dicen chinos a los chinos sin que se desate el pandemonio que ahora han formado.

Algunos se lanzaron a afirmar que “el término de negro normalmente empleado como un recurso inofensivo, saca a flote, como ningún otro género, ese pensamiento racista que subyace en la memoria colectiva y en tiene una incidencia en la práctica social”.

¿A quién beneficia esa división de la sociedad cubana? A Estados Unidos y por eso aporta presupuestos de cientos de miles de dólares para avivarlos.

Se llega hasta asegurar que decir negro “inferioriza las personas de origen africano”, algo nada más falto de base objetiva.

Son muchos los autores que han compuesto obras como Mamá Inés, que su estribillo dice que todos los negros tomamos café, Drume negrita, o la negra Tomasa y en ninguno se disminuyen a los negros cubanos.

El consenso de Durban, organizado por Naciones Unidas, dice exactamente:

“Se entiende por racismo, toda distinción, exclusión, restricción o preferencia basada en motivos de raza, color, linaje u origen nacional o étnico que tenga por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio en condiciones de igualdad, de los derechos humanos y libertades fundamentales en las esferas política, económica, social o cultural o en cualquier otra esfera de la vida pública”.

Ninguno de estos argumentos está presente en el artículo del diario Tribuna de La Habana.

Los que acusan al periodista aducen que: “la terminología de negro, fue creada como una categoría biologista clasificatoria por las empresas coloniales para legalizar y legitimar la trata esclavista con el fin de fortalecer al sistema capitalista mundial en el siglo XIX…” y añaden: “las personas africanas y sus descendientes, nunca se definieron como negras porque, como tal, no lo son”.

Cada cual puede sacar sus propias consideraciones, pero la dosis de subjetivismo, y quizás hasta de ciertos complejos, sale a luz sin rebuscar mucho, por no pensar en otro trasfondo político.

No por gusto el agente CIA, Pedro Ramón López Oliver, afirmó en su libro escrito en los años 90, denominado “Cuba Crisis y Transición” que:

“…hay que crear una sociedad civil interna que conlleve a una comunicación con la comunidad exilada, con la intensión de lograr confianza…pues no se trata de derrumbar el castrismo en un día, sino de transformarlo día a día…”

Además, sentencia: “…en ese desarrollo de la sociedad civil existen tres áreas de imprescindible labor, la Iglesia Católica, los negros y las mujeres”.

Entonces cabría preguntarse: ¿las actuales reacciones estarán en la misma línea enemiga de hacer del tema racial un elemento subversivo más en contra de la Revolución?

Visionario fue José Martí cuando dijo:

“A un plan obedece nuestro enemigo: el de enconarnos, dispersarnos, dividirnos, ahogarnos. Por eso obedecemos nosotros a otro plan: enseñarnos en toda nuestra altura, apretarnos, juntarnos, burlarlo…”

-- heraldocubano.wordpress.com/2016/04/03/por-que-decir-negro-es-racismo
Acusaciones, acusaciones...
Por Claude Betancourt, 20 de avril, 2016


En la primera parte de '¿Por qué decir negro es racismo?' por Arthur González en el blog Heraldo Cubano, se ignora la frase entera del título en el periódico Tribuna de La Habana, “¿Negro, tú eres sueco?” lo que sí es racista. En lugar de eso, se trata de un problema que parece en ningún artículo criticando el artículo original de la Tribuna: si o no la palabra "negro" es racista. Negro es neutro. A veces, puede ser insultante, pero depende del tono y del contexto. Se ve normal en títulos, como el clásico El negro en Cuba del activista Tomas Fernandez Robaina. o ¿Qué tienen los negros en Cuba? del autor Pedro Perez-Sarduy.

Arthur González habla de chino, que se refiere a un país, y negro, un color, como si fueran los mismos. Y esa frase no es correcta: "pero nunca los chinos han creado asociaciones por el color amarillo de su piel" porque si los chinos en Cuba crearon tales asociaciones que tuvieron mucho éxito en la ayuda mutua entre ellos. ¿Y quién no conoce las asociaciones españoles, una en cada provincia de España que se ocupa de los suyos en Cuba?

La segunda parte del artículo, sobre la injerencia de los EE.UU. en el tema del racismo en Cuba, trata de un sujeto muy importante y poco estudiado en la academia de Cuba o la de los EE.UU. En tales estudios, es altamente importante tener hechos fiables para entender la larga historia de una actividad que empezó por lo menos en la década de la noventa cuando José Basulto envió a sus agentes para coger una formación en la no violencia en el Centro Martin Luther King Jr de Atlanta (1995). Alberto Jones nos ha dado un  resumen excelente de lo que hicieron los EE.UU. (NED/USAID/CIA) y Miami en "Una batalla mundial de vida o muerte. Primera parte", 25/12/09 en AfroCubaWeb que fue también publicado por la UNEAC, sin desarrollo posterior de estudios sobre ese tema.

La información sobre el diplomático negro norteamericano, David Evans, es interesante. Pero falta detalles (¿con quién trato?), así que toda la estructura de NED/USAID detrás de él, sobre la cual se ha documentado una parte en ese sitio desde 2001. Como funcionario del State Department, sería normal que Evans haciera su trabajo según la estrategia de los EE.UU. sobre el racismo en Cuba. La pregunta sería ¿cuál fue esa estrategia? Uno puede decir "dividir a los cubanos", pero quizás es algo más complejo.

Sí hubo contactos entre el State Department, la NED, la USAID, afrocubanos y "los principales circuitos académicos negros de los EE.UU.". Por ejemplo, Ramón Colas, afrocubano, fundó el Independent Libraries Project for Cuba, una organización apoyada por los EE.UU., y trabajó en el Afro-Cuban Research Institute, un proyecto de la USAID (que documenté) con Alcorn State University, Jackson State University, Mississippi Valley State University, y Tougaloo College, todos miembros de las Historically Black Universities and Colleges. Pero cuando trataron de presentar el trabajo del proyecto en la Howard University, fue precisamente James Early del Smithsonian Institution, el instituto gubernamental demonizado por Arthur González, y Mark Sawyer de UCLA quienes pararon ese proyecto corrupto por falta de integridad escolar.

La identificación de Miriam Decosta-Willis en la Howard University como "funcionaria de alto rango dentro de la Comunidad de Inteligencia de Estados Unidos" es interesante pero sería bueno tener más detalles para poder evaluar. A primera vista, no parece como una persona que tiene un tal papel. Tuvo un papel en la lucha de los derechos civiles en Memphis, Tennessee. AfroCubaWeb tiene unas reseñas de Miriam Decosta-Willis de 2001 sobre un libro de la destacada periodista afrocubana Marta Rojas, y algo de eso viene de Granma. Las reseñas son respetuosas, aunque Marta Rojas fue un objetivo de las medias derechistas de los EEUU por su supuesto papel en Viet Nam. Uno puede decir que una espía tiene que mantener las apariencias, pero en ese programa de NED/USAID/CIA, son menos espías que propagandistas, especialistas de la difusión o divulgación de información e ideas contrarrevolucionarias. Además, esa información sobre Miriam Decosta-Willis tiene que ser un poco vieja, porque se jubiló en 1999 de las universidades. Y quitó Howard University antes de eso...

El enfoque sobre la "Fundación Ford" también parece viejo. Verdad que Henry Ford fue un favorito de Hitler. Pero Ford Motor Company era una empresa de Detroit y por eso, la fundación se enfocó mucho en los afrodescendientes, porque vino tanta gente desde el Sur hasta Detroit para trabajar en la industria de automóviles. Más tarde, la fundación se enfocó mucho en África, donde hicieron varios proyectos muy útiles. El oficial de Ford quien financió un simposio en Harvard sobre la lucha de los afrodescendientes en las Américas fue torturado bajo Pinochet, no me imagino que trabajara por los servicios norteamericanos. La fundación es bien larga y hay que precisar un poco más de que se trata para poder evaluar la acusación.

El crecimiento de las investigaciones universitarias relacionadas al racismo se ha hecho al nivel mundial. Pensar que Cuba ha sido un objetivo principal de las universidades norteamericanas sería un error. Ver un agente de la CIA detrás de cada profesor en las universidades norteamericanas es un insulto a los muchos profesores que han apoyado a Cuba. Sí, es claro que existen tales profesores trabajando por la Empresa, la CIA, y es interesante ver que en varios casos, ya se sabe quienes son dentro de su entorno y normalmente no son de alto rango. Pero ver un demonio detrás todo el esfuerzo académico norteamericano sería seguir la tradición europea de reduccionismo dualista, donde todo es o bueno o malo.

No se sabe si la "Cofradía de la negritud" del artículo tiene que ver con la fundada por Norberto Mesa Carbonell. Ésa sí fue fundada en 1998. Pero no tenemos información sobre una visita de Mesa en los EE.UU. y aun en el caso de sí, ¿qué resulta? Siempre la Cofradía ha sido respetuosa de la Revolución. Y tiene un papel destacado dentro de los grupos cubanos haciendo un trabajo antirracismo. Hay que tener pruebas si uno quiere culparlos - la caza de brujas nunca sale bien como estrategia.

El artículo menciona el Comité Ciudadano por la Integración Racial así que el Movimiento por la Integración Racial
-- se sabe bien que los dos forman parte de la disidencia y están documentados en la AfroCubaWeb.

¿Pero, por
qué mencionar el proyecto Alianza Unidad Racial en la misma lista? No parece estar asociado a la CIA. Otra vez más, hay que tener pruebas para un trabajo de contrainjerencia efectiva. El trabajo legal del AUR parece importante para el futuro de la República y la Revolución.

En la última parte del artículo, se habla otra vez, y largamente, de "negro". No se trata de la frase entera, “¿Negro, tú eres sueco?”, lo que sí es racista.

Hay un olor fuerte de odio en las escrituras de Arthur González contra la
s personas que trabajan el problema del racismo, quizás el problema más difícil y más peligroso por el gobierno hoy en día. El autor parece
ser alguien que sigue todavía bajo el efecto de la colonización europea con su cultura dualista, maniqueista. Eso es un desastre para cualquier estrategia en un mundo siempre más conectado y complicado.

Invito al compañero González a reflexionar sobre la profunda falta de respeto por el trabajo antirracismo de ese artículo. La contrainjerencia es un problema demasiado serio para ser tratado por este tipo de trabajo descuidado.

-- Claude Betancourt


Para más detalles sobre la campaña de los EE.UU. alrededor del racismo en Cuba, consultar en la página AfroCubaWeb los siguientes textos:

Cuba's Plantocracy: Cuban American business and terrorism

USAID/NED/State Department Companies: running projects in post December 2014 Cuba

The Discourse on Racism in Anti-Castro Publications, 2014-2015

The Discourse on Racism in Anti-Castro Publications, 2011-2013

The Discourse on Racism in Anti-Castro Publications, 2008-2010

Cuban Exiles Invoke US Civil Rights Struggle: Brothers to the Rescue, Florida's MLK Institute for Nonviolence, and manipulating Cuban dissidents, 5/09

A Sincere and Painful Apology to the US Congressional Black Caucus, 5/10/09.

A Worldwide Battle of Life and Death. Part I, 12/25/09

Una Batalla Mundial de Vida o Muerte. Primera Parte, 25/12/09

Acting On Our Conscience - A Declaration of African American Support for the Civil Rights Struggle in Cuba, 12/09

Acting on Our Conscience Briefing Sheet: roadmap for Diaspora support of Miami-backed Plantocracy dissidents, 1/6/2010

The Discourse on Racism in Anti-Castro Publications, 2007

Dissidents and Race in Cuba, 2001



Articles/Artículostop

Que se avergüence el amo  4/15/2016 Afromodernidades: entrevista con Alberto Abreu

AA: Mira, en el escrito de Arthur González (‘¿Por qué decir negro es racismo?’), su autor recurre a la treta oportunista de siempre: la de sembrar suspicacias políticas para con ellas descalificar a los que en Cuba luchamos contra todo tipo de discriminación, y en particular la del racismo antinegro. Cuando lees su texto, no tienes que ser un Fanon o un Lacan para darte cuenta de que sus argumentos descontextualizados y su aparente ignorancia en lo que viene aconteciendo desde hace años en los planos del debate racial cubano, están movidos por lo que se conoce como “el miedo al negro”.

En el fondo, González termina siendo la viva expresión del individuo que enmascara su racismo detrás de supuestas posiciones de fidelidad a la Revolución. Tanto su oportunismo político como su “aparente” ignorancia histórica pasa por alto los conflictos y el desgarramiento de un grupo racial, que como casi ningún otro, en desmesurada proporción, fue abrupta y criminalmente arrancado de su lugar de origen, dispersado por el mundo y esclavizado. Al tiempo que su memoria colectiva y sus creencias fueron calificadas como algo arcaico, primitivo, que había que borrar y blanquear. Por eso te digo que a esos ‘Arthurs González’ no le hagas ningún caso, y tampoco pretendas dialogar con ellos. A estas altura del partido, con todo lo andado y desandado, como dicen en mi barrio, todos sabemos para lo que están. Su función o encomienda es justamente la de distraernos con cortinas de humo y frenar ese diálogo que anhelas. Su texto sugiere una lectura en reversa: la reacción desatada por el escrito de Tribuna, molestó. Pero como dice Guillén: que se avergüence el amo.
   

Links/Enlaces top

Cuba's Plantocracy: Cuban American business and terrorism

USAID/NED/State Department Companies: running projects in post December 2014 Cuba

The Discourse on Racism in Anti-Castro Publications, 2014-2015

The Discourse on Racism in Anti-Castro Publications, 2011-2013

The Discourse on Racism in Anti-Castro Publications, 2008-2010

Cuban Exiles Invoke US Civil Rights Struggle: Brothers to the Rescue, Florida's MLK Institute for Nonviolence, and manipulating Cuban dissidents, 5/09

A Sincere and Painful Apology to the US Congressional Black Caucus, 5/10/09.

A Worldwide Battle of Life and Death. Part I, 12/25/09

Una Batalla Mundial de Vida o Muerte. Primera Parte, 25/12/09

Acting On Our Conscience - A Declaration of African American Support for the Civil Rights Struggle in Cuba, 12/09

Acting on Our Conscience Briefing Sheet: roadmap for Diaspora support of Miami-backed Plantocracy dissidents, 1/6/2010

The Discourse on Racism in Anti-Castro Publications, 2007

Dissidents and Race in Cuba, 2001

El Heraldo Cubano
heraldocubano.wordpress.com

 

Contacting AfroCubaWebtop

Electronic mail
     acw_AT_afrocubaweb.com [replace _AT_ with @]

[AfroCubaWeb] [Site Map] [Music] [Arts] [Authors] [News] [Search this site]

Copyright © 1997-2013 AfroCubaWeb, S.A.